jueves, 30 de septiembre de 2010

PROPULSIÓN POR OXÍGENO COMPRIMIDO©







 Está delante de las narices de todos, y en abundancia, sin embargo la humanidad inconscientemente no logra verlo pese a que lo utiliza diariamente y es de vital y necesaria importancia para su subsistencia. No lo ve, no porque sea invisible, que ciertamente lo es. Tampoco porque sea incoloro, inodoro e insípido, que también lo es. No lo ve por una sencilla razón de lógica elemental: para la humanidad es, inclusive, imposible imaginarlo. Su reticencia, aunque obvia e infantil, es más que válida.



  Me refiero, por supuesto al oxígeno, la nueva forma de propulsión que moverá al mundo y lo sacará de la inevitable crisis energética que en el próximo lustro podría causar millones de muertes innecesarias, guerras y desolación. La solución para poder evitarlo está a la vuelta de la esquina. No tan simple como parece, pero factible en un cien por ciento. El oxígeno será el combustible del futuro, pero si los científicos terrestres se apuran será el nuevo combustible del ahora. Del hoy. Si así de simple y relativamente fácil.
   Si, claro que me refiero al oxígeno que diariamente respiramos. A la fuente vital de nuestra existencia. No, no es ningún desatino. Ya nuestro propio cuerpo humano, la máquina perfecta dirigida por la más pequeña y al mismo tiempo más inteligente y poderosa de todas las computadoras existentes y por existir, descubrió esa fuente energética hace milenios. El cerebro sabe que sin la energía que le proporciona el oxígeno el cuerpo humano no podría vivir. Dejaría de existir, de moverse. Sería el fin, la muerte. Con poco siquiera podría moverse. Carecería de energía suficiente para hacerlo. Con mucho autoanularía muchas de sus funciones corporales y sería incapaz hasta de moverse. La hiperventilación es un ejemplo claro e indiscutible. Y cuando el cuerpo humano no tiene la capacidad de procesar el oxígeno, no importa por cuál o qué motivo, podría sobrevenir la muerte súbita, como en los casos de una crónica e irregular inconducción o falta del oxígeno. Un ejemplo común es el asma en todas sus múltiples fases y condiciones. En fin, ejemplos hay muchos. Cuando el cuerpo humano no tiene energía suficiente, y en este caso nos referimos al oxígeno, no funciona. El oxígeno es esencial para el metabolismo. Que quedé claro que no estamos hablando de otras fuentes energéticas, igualmente vitales para el ser humano, como el agua y los alimentos, en todas sus variantes, que necesitamos para mantener “vivas” lasconstantes biológicas del cuerpo.





 En espera de que la sucinta explicación haya aclarado dudas e interrogantes,
revelaré en forma de doméstica comprensión en qué consiste la propulsión por oxigeno comprimido. Cuando hablo de propulsión me refiero a tracción, arrastre, movimiento, navegación, lanzamiento y todos los derivados que de la palabra exista. Y para lograr propulsión, necesariamente se necesita energía, sea del tipo que sea. En este caso será el oxígeno, que es una forma de energía limpia. Pero antes se deberá comprimir en una medida de justa fisión (no fusión). Para convertir oxígeno comprimido en energía serán necesarias algunas fórmulas matemáticas y otras de física cuántica. Siendo el oxígeno electronegativo, hay que buscar una fisión múltiple y convexa de sus átomos. Esto debe lograrse antes de que su punto de ebullición llegue a –133 grados centígrados. Si se consigue hacerlo, apenas una pequeña porción de la energía liberada sería capaz de mover un auto durante toda una semana. Siempre y cuando, por supuesto, se construya el motor adecuado para la fisión de átomos descrita. El anterior sólo fue un pequeño ejemplo. La utilidad el oxígeno como energía sería múltiple y a un costo exiguo. Recuerden que el veinte por ciento del oxígeno del planeta Tierra está libre en el aire y el resto combinado en el agua, rocas, óxidos, plantas y demás materia viva.
   La interrogante es: ¿podrán los humanos de hoy convertir el oxígeno en energía de propulsión? ¿O hay qué esperar que nuestros ancestros regresen? (Ver Evangelio Sotroc SALTO HACIA ATRÁS). Es tan difícil así. Una idea, más que una pista, he dado. Lo demás se lo dejo a ustedes, terribles pensadores de lo imposible.




© Diego Fortunato



VISITA MIS BLOG
Y VERÁS MUCHO MÁS
PUEDES BAJAR GRATIS
MIS POEMARIOS, NOVELAS Y OBRAS TEATRALES
Y SI EN Google PONES Diego Fortunato, pintor
Y LE DAS UN CLICK A IMAGENES, VERAS MUCHO MÁS.



www.evangeliossotroc.blogspot.com